Con el verano, arrastrado por el turismo y la hostelería, se vive un aumento en el consumo de pescado. Estamos seguros que una medida como la propuesta por la patronal pesquera en la última reunión con el nuevo ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas sería un acicate para el mercado. Y es que en esta reunión, el titular del ministerio del ramo recogió el guante propuesto por la confederación y dejo la puerta abierta a rebajar el IVA sobre el pescado con la intención de frenar las caídas en el consumo vividas en los últimos ejercicios.

Cabe destacar que el descenso en el consumo de pescado en España durante la última década ha caído aproximadamente un 11%, lo que repercute de forma importante en el desarrollo de la industria además de incidir directamente sobre el equilibrio en la dieta de los españoles.

¿Por qué comer pescado es saludable?

El pescado es un alimento alto en proteínas y bajo en grasa que proporciona una variedad de beneficios para la salud. El pescado de carne blanca, en particular, es más bajo en grasa que cualquier otra fuente de proteína animal, y el pescado azul es rico en ácidos grasos omega-3, o grasas “buenas”. Dado que el cuerpo humano no puede producir cantidades significativas de estos nutrientes esenciales, los peces son una parte importante de la dieta. Además, el pescado tiene una baja concentración de grasas “malas” que se encuentran comúnmente en la carne roja, llamadas ácidos grasos omega-6.
Además, un nuevo estudio ha demostrado que comer pescado al menos una vez a la semana o de una a tres veces al mes, además de tomar suplementos diarios de aceite de pescado, puede reducir el riesgo de tener Esclerosis Múltiple. Los resultados sugieren que los ácidos grasos omega 3 presentes en el pescado pueden estar asociados con la reducción del riesgo de contraer EM.

El Ministerio escucha y toma nota de las exigencias del sector

Pese a que el Ministro destacó que la reducción del IVA es una competencia del Ministerio de Hacienda, se monstruo receptivo y dispuesto a apoyar la medida desde dentro del ejecutivo.
Esta reunión celebrada en Madrid, a la que también asistió la secretaria general de Pesca, Alicia Villauriz, sirvió también para compartir otros temas de vital importancia para el sector. Entre ellos destacó el caso del IVA, que en otros países europeos de relevancia se encuentran por debajo del 10% (como Portugal, Reino Unido, Alemania o Francia). Esta acción es una “prioridad” para los empresarios, que ya en el editorial de su última revista insistió en la necesidad de aplicar un tipo superreducido (del 4%). “España como país de profunda tradición marinera debería ser un ejemplo en datos de consumo, más allá de los beneficios contrastados que los productos del mar aportan como elementos preventivos de diversas patologías o en la lucha contra la obesidad”, destacaron fuentes próximas a la principal asociación de empresas relacionadas con la pesca en Galicia.

Con motivo de esta reunión se abordó también la realidad del futuro FEMP. Para los productores los fondos europeos deberían tener en cuenta también a las empresas intermedias y grandes en el ámbito de la transformación y la comercialización. “Todas ellas conforman una parte muy importante del sector en España y generan un gran número de empleos” destacaron.