La carne de bacalao blanca, con sabor suave, está disponible durante todo el año y es un maravilloso sustituto de la proteína de la carne, por su versatilidad, que la hace fácilmente adaptable a todos los métodos de cocción.
El bacalao pertenece a la misma familia ( Gadidae ) junto con el eglefino y el abadejo. El bacalao necesita aguas frías, profundas y árticas para crecer, reproducirse y sobrevivir, y por eso sus caladeros se encuentran muy bien definidos.
El bacalao aporta innumerables beneficios para la salud, lo que lo hace un pescado muy apreciado desde la antigüedad.

Beneficios para la salud del bacalao

Además de ser una excelente fuente de proteína baja en calorías (una porción de cuatro onzas de bacalao contiene más de 21 gramos), el bacalao contiene una variedad de nutrientes muy importantes y también ha demostrado ser útil en una serie de condiciones de salud diferentes.

Beneficios cardiovasculares

Se ha demostrado que los peces, en particular los peces de agua fría como el bacalao, son muy beneficiosos para las personas con arteroesclerosis y enfermedad cardíaca diabética. Los estudios demuestran que las personas que comen pescado regularmente tienen un riesgo mucho más bajo de enfermedades cardíacas e infartos que las personas que no consumen pescado. El bacalao, específicamente, promueve la salud cardiovascular porque es una buena fuente de ácidos grasos omega-3 que adelgazan la sangre, así como una excelente fuente de vitamina B12 y una buena fuente de vitamina B6 , los cuales son necesarios para mantener bajos los niveles de homocisteína. Esto es importante porque la homocisteína es una molécula peligrosa que daña directamente las paredes de los vasos sanguíneos, y los altos niveles de homocisteína se asocian con un mayor riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular (la homocisteína también se asocia con osteoporosis, y un estudio reciente encontró mayor incidencia de osteoporosis entre mujeres cuyo estado de vitamina B12 era deficiente o marginal en comparación con aquellas que tenían un estado normal de B12.) El bacalao también es una muy buena fuente de niacina , otra vitamina B que se usa a menudo para reducir los niveles altos de colesterol, otra cosa que puede conducir a la enfermedad cardíaca.

La dieta rica en Omega-3 mejora el estado de ánimo, previene la obesidad y reduce la depresión

Cuando los investigadores de la Universidad Estatal de Ohio evaluaron muestras de sangre tomadas de 43 adultos mayores (con un promedio de edad de 67 años), encontraron que los participantes del estudio con altas proporciones de omega-6 respecto a omega-3 no solo tenían niveles más altos de varios compuestos involucrados en la inflamación, sino que eran más propensos a sufrir depresión y obesidad.
La obesidad crónica ya se ha relacionado con enfermedades del corazón, diabetes tipo 2, osteoporosis, deterioro cognitivo y Alzheimer. Los primeros estudios epidemiológicos (población) también han relacionado niveles más altos de citoquinas proinflamatorias con síntomas depresivos. Este nuevo estudio sugiere que una dieta que es rica en grasas omega-6 pero incluye pocos de los alimentos ricos en grasas omega-3, como la dieta estadounidense estándar, promueve no solo la obesidad, sino también la depresión.

Lo positivo es que el aumento del consumo de alimentos ricos en omega-3, mientras se reduce el consumo de alimentos ricos en omega-6, puede proporcionar cierta protección contra la depresión, especialmente a medida que aumentan los síntomas depresivos.

Los Omega-3 se encuentran en peces de agua fría, nueces y semillas de lino, por ejemplo. El ácido alfa-linolénico (ALA), el omega-3 en nueces y semillas, se puede convertir, aunque ineficazmente, en el cuerpo en los omega-3 encontrados en los peces, ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenioc (DHA).
La EPA mejora el flujo sanguíneo y también se sugiere que afecte las hormonas y el sistema inmunitario, los cuales tienen un efecto directo sobre la función cerebral. El DHA está activo en la membrana de los canales iónicos en el cerebro, lo que les facilita cambiar de forma y transmitir señales eléctricas, y está involucrado en el metabolismo de la serotonina (la reducción de la producción y / o actividad de la serotonina es un factor clave en la depresión). Consejo práctico: ten buen ánimo. Reduzca las fuentes de grasas omega-6, como la carne de res, y los aceites de maíz, de palma, de cacahuete o de girasol. Disfrute de un puñado de nueces ricas en omega-3 a diario, y una porción de pescado de agua fría, como el bacalao, al menos 3 veces por semana.

Su salud y su estado de ánimo se lo agradecerán.